miércoles, 15 de febrero de 2012

Artista y tatuadora...


La vida es una serie de lazos que se van entrelazando, de eso estoy segura, incluso cuando uno de los lazos se rompe es cuando se entienden las relaciones que acaban, quizá porque se ha tirado demasiado de aquel o porque se ha cruzado con otro y se ha partido. De cualquier forma no hay que lamentarlo, no sirve de nada hacerlo, la vida es un fluir de personas en nuestra vida, algunas se quedan, otras entran y salen y al hacerlo dejan un rastro imposible de olvidar, y otras simplemente al salir ni te has enterado de que alguna vez entraron.
En los últimos meses he sentido algunas de estas sensaciones, me crucé con una gran persona que me conectó con otra increible que hoy quiero compartir con vosotros, me encanta como pinta, ya tengo elegido mi cuadro, y se me ha pasado por la mente hacerme un tatuaje, el tema, ya lo sabéis, nunca lo he ocultado, soy lo que soy.
Os dejo con ella, con Marta Timón.
(Seguro que Elena y Raquel, otras dos pedazos de artistas disfrutarán)

2 comentarios:

marta dijo...

Las lagartijas me producen simpatía inmediata.
Son pequeñas, agiles, listas.
Les gusta el sol y el agua…
Duras y humildes. Capaces de “aligerar equipaje” si hace falta y dejarse la cola por el camino para poder cambiar de dirección. Tan conscientes de sí mismas y su entorno que se renuevan constantemente dejando las pieles viejas por el camino...
Será un honor tatuarte. Cuando quieras.
Un abrazo Gloria. Y gracias

Elena Gonzalez dijo...

Me quedo con eso, que la vida es un fluir de personas :) y con el perenquen! Ne fascinas sus patitas no se por que ...