miércoles, 31 de diciembre de 2008

Antes de cerrar el año...



No es sábado, lo sé, ni hay un hombre sentado al piano del salón, pero esta canción me conmueve tanto que no quería cerrar el año sin escucharla, y de paso permitir que la escuchéis.
Hoy es miércoles, último día del año 2008, en pocas horas gastaremos los cartuchos pendientes de estos meses, comeremos, beberemos, besaremos, amaremos, conquistaremos reinos y mañana, día 1 avistaremos veleros, gozaremos del lecho hasta más allá del mediodia o saldremos a pasear temprano, cuando los noctámbulos aún no se hayan acostado.
De cualquier forma sólo quería desearos un maravilloso final de año y una entrada aún mejor.
FELIZ 2009
ah¡ Esta noche poneos algo rojo.

domingo, 28 de diciembre de 2008

En el fin del mundo...

A pocos días de que el año termine, a pocos días de emprender con aliento fresco el año nuevo y mis nuevos sueños, decidí refrescarme en el fin del mundo, calmar mi sed y limpiar mi aura.
Mi fin del mundo está en Bares, en Estaca de Bares, allá donde el Cantábrico se une con el Atlántico y rugen cual fiera enjaulada. El hotel donde me hospedé es un canto a la naturaleza, su nombre Semáforo, su sonido el viento, su olor una chimenea, su sabor la mermelada de arándano salvaje, su tacto el cálido abrazo del mar.

Celebraba con un amigo nuestra "amistad de plata", 25 años de amistad. Recordamos mi amor platónico de los 17, nuestras confidencias a altas horas de la noche, nuestros amores, nuestro vacío de algunos años, nuestro reencuentro, y sobre todo la confianza en lo que hemos alcanzado. Y que mejor que hacerlo allí, en plena naturaleza.


Aquí os dejo una pequeña instantánea del lugar.

Son las vistas desde la buhardilla, cielo y mar unidos, sin límites, despertando el día.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Te espero en mi lado de la cama...

Poco tengo que decir a estas alturas de la tarde.


Ayer recibí esa foto desde mi paraíso, cielo despejado, temperaturas de 24º, olor a mar.
Hacía tiempo que perdimos el contacto, creí que nunca más volveríamos a vernos. Recuerdo el ADIOS y la mirada partida en tres, arrugada, húmeda. De aquello han pasado años, meses, semanas, días, no sé, siempre olvido lo mucho que te añoro para no sentir saudade.
Fue una bella historia de amor, de esas que calzan un 41, que surgen en el ocaso del día, cuando las libélulas salen a pasear. Coqueteaba con el muelle, como otras tantas veces, saboreando una dorada al ritmo del mar, descalza; amenazaba con llover. Y apareciste TÚ entreteniéndote en observar los dedos de mis pies al tiempo que sonreías. Fue deliciosamente tierno. Y quedé perdida en tus ojos y en tus labios.
Los días fueron pasando, como pétalos de una margarita blanca, entre SÍ y NO, hasta que llegó el momento de quedarnos con el recuerdo. La distancia hizo su aparición en la historia y bajó el telón.
Aunque parezca que vagabundea la nostalgia y la tristeza por este instante, no es así, como dice Altraste, "te espero en mi lado de la cama, que es calentito".



Felices Navidades

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Queso dulce queso

Lo reconozco, tengo una adicción. Venga, vamos a imaginarnos que llevo ocultos mis ojos por una de esas bandas opacas, y entonces digo: "Me llamo Gloria y soy adicta al queso". Ohhhhhhhh
Pues parece ser que no pasa nada, no escucho gritos ni na. Y no me avergüenza decirlo. Me gustan todos los quesos desde el más suave hasta el más intenso. Disfruto de los sabores acompañándolos con cerveza, vino tinto, blanco, poco importa si es queso...y ese panin, de pueblo, por pedir que sea de Mombuey, que lo hacen exquisito.
Cuando subo a Asturias a ver a los amigos, también lo hago para manducar el Cabrales, ah, y el del Vicio, vaya dos perlas de las quesería. Y en Ponferrada el suyo, y en Zamora, el mejor del mundo, que no lo digo yo, que fue así, que ganó un Premio, el de Montelarreina, y es que el reserva de esa casa es increíble.
Y así podría seguir degustándolo, y es que me pierdo... sólo pensarlo... que es hora de cenar, y como estáis imaginando me voy a raspar un poco de queso.
Qué aproveche.

martes, 9 de diciembre de 2008

En el circuito...a 300 Km/h



Fue el fin de semana más salvaje de este año...circulando a 300 kilómetros iban las motos en el circuito de Cheste, puf¡ que gozada. Confieso que la velocidad me atrae mucho, tanto que agradezco tener una moto que va tranquila y un coche que no coge mucha.
Llegamos a las 9 de la mañana, entrada en boxes, calzando la moto, calentando las ruedas, repostando sobre la marcha. Y así estuvimos hasta las 5 de la tarde, viendo correr motocicletas sin parar. Oliendo a gasolina, a neumáticos quemados, reventados en la recta final.
Cada motero vive las cilindradas de diferente forma, los hay amantes de la aceleración, del paseo, del campo, del turismo...y el problema no es poner una moto a 300Km/h sino saber frenarla, en palabras de un amigo motero que tengo.
La moto que yo tengo es de paseo, nunca se me ocurriría hacerla sufrir poniéndola a más velocidad de la permitida. Mas me subí a la Kawasaki verde y me acoplé de tal forma a su contorno que por un segundo soñé ser yo la que corría en Cheste, soñé por un segundo y desperté.
Quizá mañana vuelva a imaginarme en su montura.

lunes, 8 de diciembre de 2008

LOS GATOS maullan de nuevo

Esto es el rock de la cárcel con aires de nostalgia. Perdidos en la sala del punk del Museo Da2, Los Gatos cantaron a la panadera, ¡quién fuera ella!, y en la Mina bar me dedicaron una canción, todo un honor para la que suscribe. GRACIAS



El viernes 5 de diciembre fue una tarde estridente, acompañé a los mininos en su concierto, descalzando sentimientos rasgados, a veces vulgares, ebrios, disculpados bajo los efectos del alcohol. "El patas" supo qué decir y el resto del grupo supo qué tocar.

Maravillada me quedé, sentada en el suelo de la citada sala, arropada entre cuadros y pasado, escribí dos canciones...vuestras son.

Grandes sois.

martes, 2 de diciembre de 2008

Un segundo antes de dormir...



Escuchad a Jack Johnson, cerrad los ojos y soñad... el aire acaricia tu rostro, el sol está despidiéndose del día, saluda tímidamente a la luna, que pletórica amanece al otro lado del mar, como tantas otras veces. Es una relación tácita, de amor secreto, de ternura aterciopelada.
Seguid soñando.
No amanece cuando quiere el sol
sino cuando la luna decide que es hora de dormir.
Buenas noches

lunes, 1 de diciembre de 2008

Escucha atentamente...

video

El grupo lo vi y escuché por primera vez este año en el Puerto de la Cruz, durante las fiestas del Carmen, tan increíblemente dulces, ebrias y apasionadas (os las recomiendo sin duda alguna). Su nombre, Altraste, originario de la isla de Tenerife, formado en el 2000, siendo el 2003 el año en el que sacan el primer trabajo discográfico homónimo de la canción que estáis escuchando "Escucha atentamente", con la colaboración de Caco Senante.

Si están hoy aquí junto a mis pensamientos, es porque me recuerdan a mi paraíso. Y la letra de esta melodía encierra dolor, querencia, ausencia, entrega, AMOR. Los mismos sentimientos que conservo desde que volví de allí... sabiendo que, hoy por hoy, nada ni nadie me dará lo que ÉL me da, mi puerto. Y es que le necesito, regresando por ello cada año al ponerse el sol, escuchando esa ruptura de mi corazón cuando lo abandono, solo, aparcado en el muelle, rociado de Dorada, esperando amaneceres hasta mi regreso.

No desesperes corazón, en poco más de un mes volveré a por ti.