viernes, 31 de octubre de 2008

Miedo... no permitas que entre en tu vida

video

El Psiquiatra José Antonio García Andrade manifiesta que el miedo está en íntima relación con los instintos de conservación, de tal forma que tiene su embrión en los movimientos de huida de los protozoos ante situaciones del entorno desfavorables, actitudes que se van enriqueciendo según se asciende en la escala animal desde la ameba, encontrándose pues el miedo, la huida y la conservación íntimamente relacionadas entre sí mismas.

Con este video quiero recordarme que el miedo no forma parte de mi vida cotidiana, o por lo menos intento que sea así. Desde hace un tiempo, desde que tomé el timón de mi vida un mes de junio del 2006 rumbo al Puerto, descubrí que podía conseguir aquello que me propusiera siempre que eso fuera beneficioso y no hicera mal a nadie. Una vez aterricé en aquel lugar mágico comencé a vivir sin miedo, a bucear sin temer los secretos del mar, a pasear descalza por el muelle empedrado y sentir el dolor salado que sabe dulce.

Sabéis de ello los que me conocéis y sabéis lo duro que fue el regreso, mas aquí estoy libre de cargas, reconstruida por ... vez, disfrutando de cada día, de cada noche, de tu sonrisa, de tus palabras (delinquiendo al apropiarme a veces indebidamente de ellas), del no miedo a saltar, a despertarme y que llueva, y ponerme el impermeable y salir a la calle. Porque estoy viva e intento ser feliz.

¿Miedo? Perdonadme, no permito ni que se acerque a mí...

sábado, 25 de octubre de 2008

Tabaiba...aquel barco fantasma

video

Hoy he decidido hablaros del silencio acorchado.

Uno de los mayores placeres que tengo en mi vida, siendo éste de los pocos vicio que me quedan, es el buceo. Hace tres años empecé a hacer cursos con el deseo de llegar a ser instructora, o en su defecto Dive Master. Y todo comenzó con una semana de vacaciones pagadas por la empresa y el Open Water.

Mi primer contacto con el agua, mejor dicho, con el fondo del mar fue turbulento. Cierto es que el medio no es el medio donde me muevo normalmente y eso mermó mi seguridad, mas una vez hube conseguido llenar de agua las gafas y vaciarlas baja el agua, todo cambió. Me sentí parte del mar, escuché los sonidos con más calma (hasta ahora habían sido ejercicios y pruebas para obtener el nivel) y decidí regresar a las profundidades del océano siempre que pudiera.

En el video podéis escuchar ese silencio acorchado del que hablo. La inmersión fue en Tabaiba (Tenerife), donde hundieron hace unos años un barco para que pudieramos disfrutar de su interior. Y yo, como muchas otras veces, buceo recogiendo conchas, esencias marinas, lágrimas dichosas... con las que luego plasmo de tinta mis cuadernos.

Y es que el mar encierra tanto y tantos misterios...

miércoles, 22 de octubre de 2008

Viaje a ninguna parte...

Confieso que el título no es mío, pertenece a la cita que este mes tenemos aquellos que formamos parte de Salamanca Letra Contemporanea. Y yo acabo de regresar de ese viaje.

El encuentro fue en El Museo de la Automoción de la ciudad y después de una rápida visita guiada, llena de anécdotas e historias de esas que dejan sabor a más, nos dispersamos por el edificio buscando el coche elegido, para subirnos a él y dejarnos llevar, sentir el pasado, oler las telarañas de una vetusta tarde de paseo, no importaba dónde, lo que importaba era en qué medio vajabas.

Y yo elegí el de la canción, el Cadillac Solitario.


Y me imaginaba al volante, camino del autocine, una tarde de verano, escuchando "Get Happy" en la voz de Judy Garland, o al mismo Nat King Cole cantando "Mona Lisa".

Y mientras el viento acariciaba mi rostro, unas lágrimas marcaban el final de una película, de la película de aquella tarde de 1952.

Os animo a visitar el Museo. Los viajes, aunque sean imaginarios, saben a vida.

sábado, 18 de octubre de 2008

Brick y Maggie La Gata

Llego del cine.

Venía pensando en él, en que a pesar de que hace poco que se fue, su presencia sigue intacta. El fin de semana pasado hablé de Paul Newman con Dulcinea. Hablamos de esos personajes que enloquecían el alma, nuestra alma, poniendo insistencia en Brick, ese hombre desesperado, que se siente culpable por la muerte de un amigo, que ama a su mujer aunque no se lo demuestre, que odia la falsedad, la mediocridad, la mendicidad por el legado familiar.

Y una de las imágenes que más me impresiona de La gata sobre el tejado de zinc, no tanto por lo que muestra sino por lo que oculta, es aquella en la que Brick se encierra en el baño, huyendo de una esposa desgarradamente enamorada, Maggie La Gata, y se apoya contra la puerta donde reposa en el perchero una bata de gasa blanca, que el personaje acaricia e incluso huele cerrando los ojos. Esa escena revela unos sentimientos tan fuertes que en pocas ocasiones se han disimulado tan veladamente en el celuloide.

Ayer vi la película, y al igual que me ocurrió la primera, la segunda...¿? vez que la visioné, observé que lo sucedido en aquellos años 50 podría suceder en pleno siglo XXI: desgaste emocional, luchas familiares, testamentos y herederos, alcohol y desamor, reencuentros pasionales...

Buenas noches Paul, buenas noches a todos.

martes, 14 de octubre de 2008

Flotando entre la niebla...

Imagino que estáis pensando en qué lugar es ése que parece flotar entre la niebla...
Este fin de semana he estado allí, en un espacio tan glauco y tan mágico que dan ganas de descalzarse y sentir sus petreas calles camino del Castillo.
Y he recorrido corto a corto las tascas más apetitosas, he manducado los yantares más selectos en risueña compañía, y a la anochecida he apercibido que cuánto más la visito más me atrae su misterio.
Podría recitar los poemas más escalofriantes o los más templarios, podría dedicarte incluso uno. Tengo rincones donde me detengo a escribir. Confieso que cuando estoy allí suena el viento recortando la muralla.
Y es que Ponferrada es especial.

martes, 7 de octubre de 2008

Mi pequeño Izan

Ese pequeño guisante se llama Izan. Recuerdo cuando me enviasteis esa foto. La primera ecografía. Hoy el peque está con sus padres, en mi querido Puerto de la Cruz. De las apuestas que hicimos aquella noche de julio sobre el día y hora de la llegada al mundo de Izan, nadie ha sido afortunado, salvo sus padres, que son los que más le deseaban.

Y es que mi "sobrino" portuense nació el jueves 2 de octubre a las 14:18 horas de la tarde. Pesó 3 kilos 540 gramos, y midió 49 centímetros y medio. Todo un pedazo de bebito.

Hoy por hoy sólo he visto una foto que su padre me ha enviado al móvil, hoy por hoy me siento bien porque todos están bien. Pero espero ansiosa mi viaje a la isla, para verlo, para abrazarlo, para darle un beso. Y a sus padres también. ENHORABUENA

lunes, 6 de octubre de 2008

Walking man

Es una sombra blanca entre la frondosa calle Leopoldstraβe que parece difuminarse al caer la tarde.
Walking man es una escultura de Jonathan Borofsky, artista estadounidense que en los años sesenta intentó borrar la frontera entre la realidad y el arte y convertir sus obras en un sueño.
Estamos ante una silueta que domina el aire, que entusiasma si te introduces en su espacio, bien debajo, bien al lado, bien de frente...
En cualquiera de las perspectivas ese Walking man parece querer salir de allí, escuchar los pájaros que anidan en los árboles que custodían la calle, despertar de ese sueño y alcanzar lo que muchos ansiamos, la LIBERTAD plena.

domingo, 5 de octubre de 2008

SEIS COSAS QUE ME ALEGRAN EL DÍA


Vuelvo de un pequeño viaje a Munich y mi querida amiga Estela me ha dejado un meme de los que me place recibir y contestar. Se titula "Seis cosas que me alegran el día" y las reglas son las siguientes:
-enlazar a la persona que nos invita
-enumerar seis cosas sin importancia que nos hagan felices
-hacer constar las reglas
-elegir a seis personas que continúen con el desafío
-avisarles con un comentario en su blog.

Y yo que me veo algo escasa de personas que tengan blog os invito a todos los que habitualmente me leéis a escribir estas seis cosas donde más os apetezca, como si es en un post-it en el frigorífico.
Aquí os escribo las mías:
1. Sentarme en mi muelle portuense y escuchar el mar.

2. Andar descalza sobre la arena.

3. Desayunar desnuda y acompañada.

4. Escribir y escribir...

5. Darme un baño relajante un domingo por la tarde con velas y música.
6. Despertarme... tengo otro día más por delante para disfrutar de todo lo que forma parte de mi vida.